diabetes en gatos Todo lo que debes saber

Diabetes en Gatos Todo lo que debes saber 🙀1

diabetes en gatos, aunque ampliamente reconocida como una dolencia humana, también puede afectar a nuestros gatos. gato gordoSus síntomas pueden molestar mucho a tu mascota, por lo que el dueño requiere mucho compromiso y constancia en el tratamiento de la enfermedad. Esto es especialmente importante ya que el proceso de curación en sí mismo puede ser frustrante, principalmente porque las mascotas rara vez cooperan. Diabetes en Gatos Todo lo que debes saber 1

La diabetes mellitus es una enfermedad que se asocia principalmente a los seres humanos. Sin embargo, también ocurre en nuestras mascotas de cuatro patas que ronronean. A continuación, explicamos qué causa la diabetes en gatos, cuáles son los síntomas y los tratamientos.

Índice
  1. Diabetes en gatos: causas
  2. Síntomas de diabetes en un gato
  3. ¿Cómo tratar la diabetes en un gato?
  4. ¿Qué no debe incluirse en la comida para gatos diabéticos?

Diabetes en gatos: causas

La diabetes no es más que una deficiencia de insulina en el cuerpo, lo que a su vez provoca un aumento incontrolado de los niveles de glucosa. Pertenece al grupo de las enfermedades graves, y su desarrollo está condicionado y directamente relacionado con la aparición de otras enfermedades o defectos.

En primer lugar, deben mencionarse los problemas con el páncreas (incluida su inflamación o cáncer). Los determinantes genéticos y un estilo de vida inadecuado (obesidad, bajo nivel de actividad física y mala alimentación) también pueden contribuir a causar diabetes. El uso prolongado de fármacos inhibidores del calor, esteroides y la presencia de hipertiroidismo pueden contribuir indirectamente al desarrollo de diabetes en el gato. Esta enfermedad puede ocurrir en mascotas a cualquier edad, pero la gran mayoría de los diagnósticos se refieren a mascotas mayores de 9 años.

Síntomas de diabetes en un gato

Uno de los síntomas que notan los dueños de mascotas es un aumento de la sed y, directamente relacionado con ella, una mayor producción de orina. Los gatos que padecen diabetes también tienen un mayor apetito y ganas de comer. Sin embargo, el animal pierde peso y masa muscular constantemente. Su cuerpo es más débil, lo que a su vez resulta en una menor disposición a realizar cualquier actividad física.

Rara vez se observa un paso vivo y elástico o saltos en gatos debilitados. Por el contrario, a menudo sucede que un animal tiene que sentarse y descansar después de caminar unos pasos. Además, los gatos diabéticos son lentos y letárgicos. Se caracterizan por la falta de interés por el medio ambiente y la renuencia a jugar juntos. Visualmente, su pelo se vuelve opaco y seco. Esto se debe, entre otras cosas, a por el descuido general del baño diario, que los gatos enfermos a menudo abandonan.

También vale la pena mencionar que la diabetes puede provocar más complicaciones de salud. Si no se trata, puede provocar hígado graso, isquemia nerviosa, pérdida de peso en las extremidades y, por lo tanto, debilitamiento de los movimientos y posicionamiento incorrecto.

Así mismo, la diabetes también puede causar infección de la vejiga, enfermedades de la piel, daño a la retina e incluso cetoacidosis grave.

[tds_council]También te podría interesar leer: Razas de Gatos[/tds_council]

¿Cómo tratar la diabetes en un gato?

Si a nuestra mascota se le diagnostica diabetes, se debe iniciar el tratamiento adecuado de inmediato. En la mayoría de los casos, vale la penagato gordo 2 centrarse en la acción multidireccional. En primer lugar, se debe comenzar con la estabilización general y hormonal. Para regular la salud general, puede ser necesario ajustar los goteos individualmente a cada paciente. Cualquier medicamento adicional también se selecciona específicamente para un caso, condición de salud y los resultados de la prueba obtenidos. diabetes en gatos

Después de regular la situación de salud general, es necesario lidiar con el equilibrio hormonal (las hormonas afectan directamente la producción de insulina). Los gatos no castrados (machos y hembras) deben recibir tratamiento.

En todos ellos, la glándula tiroides también debe controlarse constantemente y, en caso de anomalías, corregirse de inmediato. Si ya nos hemos ocupado de este aspecto, entonces debemos de prestar atención a la dieta de nuestra mascota. Este es el punto más importante que necesita una atención especial. No le des productos que contengan azúcar, aunque sea en pequeñas cantidades: carbohidratos o sus derivados. Lo mejor es darles a nuestros gatos solo alimentos húmedos con alto contenido de proteínas.

También vale la pena introducir un horario diario constante y una regularidad de las comidas. Todas las actividades y el sueño también deben realizarse a la misma hora todos los días. Esto es de gran importancia, porque cualquier regularidad o falta de la misma se refleja en la producción de hormonas y, por lo tanto, también en el nivel de azúcar en el cuerpo.

El último paso en el tratamiento de la diabetes en gatos es la terapia con insulina. Sin embargo, se usa solo por recomendación de un médico específico y de acuerdo con sus recomendaciones. Su administración también debe ser estrictamente regular y siempre debe combinarse con una comida a la misma hora. También vale la pena hacerse con un glucómetro para monitorear constantemente el nivel de azúcar en el cuerpo de nuestro gato.

Como ves, la diabetes en gatos es una enfermedad grave que muchas veces requiere un tratamiento multidireccional y un gran compromiso. Sin embargo, un tratamiento adecuado y consciente ofrece grandes posibilidades de completar con éxito el tratamiento y eliminar por completo la enfermedad.

¿Qué no debe incluirse en la comida para gatos diabéticos?

El enemigo número 1 en la dieta de un gato diabético son principalmente los carbohidratos; los cuales contribuyen a picos en los niveles de glucosa en sangre del gato.

La fuente de carbohidratos son principalmente productos de granos: trigo, maíz, soja. En una dieta seca para gatos de carbohidratos suele ser más que alimentar a un gato mojado. Al comprar alimentos húmedos, presta atención al contenido de las salsas, ya que pueden contener azúcar o caramelo.

En general, la cantidad de carbohidratos en la comida no debe exceder el 20%, y cuanto menos, mejor. Cabe mencionar que en la comida natural para gatos, como ratones o pájaros, hay cantidades insignificantes de carbohidratos, aproximadamente un 5%. Y esas comidas son las más saludables para un gato.

Los alimentos para diabetes en gatos también suelen estar etiquetados con un término especial: "diabético".

  1. Silver dice:

    Excelente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web Política de privacidad